Renueva tus recetas

Es una evidencia que la dieta de los países más
desarrollados es excesiva

Esto exige reflexión y una nueva manera de hacer las cosas.

¿Qué hemos hecho de malo? Nada simplemente parece ser que comemos
demasiado y lo hacemos de manera desordenada.

Menos grasas saturadas, menos proteínas animales, más
cereales y más frutas y verduras.

Salmón al horno con espaguetis

Espaguetis delgados sal,
aceite de oliva

Eneldo o perejil verduras frescas

1 filete de salmón mostaza
de Dijon

Papel pergamino para
el horno

Calienta el horno a 200 grados. Cueza los espaguetis hasta
que estén al dente, escurre y aderézalos
con un poco de aceite, sal y eneldo o perejil
fresco picado. Prepara un acompañamiento de verduras frescas,
zanahoria y calabacines cortados en juliana, puntas de espárragos y vainas de judías
o guisantes.

Lava el filete de salmón y córtalo en raciones individuales.
Unta la mostaza de Dijon en la parte superior de cada una de ellas.

Coloca para cada persona una ración de pasta sobre una lámina
de pergamino, un filete de salmón encima y añade las verduras. Cierra los
pergaminos en forma de saquito e introdúcelos al horno de 10 a 15 minutos, servir
inmediatamente y abrir en el momento de comerlos.
. Flor calabaza.

Zumo de verano

1 naranja pelada, sin quitar la parte blanca. Un racimo de uvas blancas.

Trozos de sandia Menta para
adornar

Pasar todo por la licuadora. Verter el zumo en un vaso alto
con hielo picado.

Strudel de manzanas y ruibarbo

300 gr. de masa quebrada 1 yema de
huevo

Para el relleno: 500 gr. De manzanas

500 gr. De ruibarbo
60 gr. De pasas de Corinto

20 gr. De mantequilla baja en calorías 50 gr. De edulcorante granulado

5 gr. De canela en polvo 5 cl. De licor
de cereza o frambuesa

Pelar las manzanas y cortarlas en rodajas, pelar el ruibarbo
y cortarlo en bastones. Saltearlos a fuego fuerte en una sartén para eliminar el agua que contienen. Escurrir
y añadir el edulcorante.

Poner las pasas a macerar en el licor.

Estirar la masa hasta que este lo más fina posible dándole forma
rectangular, ponerla sobre un paño de cocina y colocar las manzanas, el
ruibarbo y las pasas encima de la masa. Espolvorear con canela.

Enrollar con cuidado. Pegar los extremos con un poco de agua
o huevo batido, pintar con el huevo y meter
al horno a 210 ºC durante 35 minutos.